Cultura

Joe Louis vs Max Schmeling (Foto: Wikimedia)

16 cuerdas y una guerra

La historia del boxeador alemán Max Shmeling, un héroe deportivo en la época del nazismo. Toda una vida recibiendo golpes, dentro y fuera del ring.

Análisis

Gifts_xmas

Caprichos para consumistas navideños

Para contribuir a la psicosis de compras estacional que nos asalta durante la Navidad, qué mejor que un caro juguete. En Beat the Byte te dejamos cinco cosas que no necesitas y varios ejemplos de artículos que vienen a decir: “este año, regala tecnología”. Qué originales.

Portada

También te puede no tocar a ti

El anuncio de la lotería de Navidad ha vuelto a ser muy comentado, aunque por razones muy distintas al del pasado año. Lo miramos con lupa para ver qué valores subyacen bajo un spot como este.

Mariano Rajoy y Miguel Arias Cañete durante la campaña de las Elecciones Europeas 2014. (Foto: Web PP http://www.pp.es/sites/default/files/imagenes/_x7c4767.jpg)

El problema psiquiátrico de la democracia

Hoy es día de resaca electoral. Día de entrar a hacer valoraciones, balances, composiciones parlamentarias y de lugar, trapisondas, de colgarse medallas y, sólo de tarde en tarde, de entonar algún mea culpa desvaído susurrado a media voz. Pero, lejos de los análisis exhaustivos, panorámicos y/o sesudos sobre el descalabro del bipartidismo, no puedo evitar

Ficción

Shout. Graffiti seen in Hanbury Street, off Brick Lane (Foto: Garry Knight-Flickr)

Que no oigan la profecía

Oteó la plaza, desplegó su silla de tijera y lanzó su mensaje. En la comisaría, poco tardaban en acudir en su búsqueda para ahogar su profecía con una mordaza.

Preparing Christmas Gifts (Foto: Fredrik Rubensson-Flickr)

El amigo invisible

La Navidad es terreno abonado para ese juego llamado “amigo invisible”, en el que la mayoría de las veces la amistad con el elegido accidental es imaginaria y no se encuentra por ningún lado.

Shout. Graffiti seen in Hanbury Street, off Brick Lane (Foto: Garry Knight-Flickr)

Que no oigan la profecía

Oteó la plaza, desplegó su silla de tijera y lanzó su mensaje. En la comisaría, poco tardaban en acudir en su búsqueda para ahogar su profecía con una mordaza.

Top